Ana.

Ana buscaba la felicidad a través de objetos que se la proporcionasen. Solo que de una manera diferente, buscaba objetos que le otorgasen la idea de que ella era diferente.

Pasaba horas, días y hasta meses detrás de esos vienes tan preciados para ella, sin darse cuenta, las cosas que estaba dejando a parte, porque para esas cosas también pasaban horas, días y meses sin prestarlas atención.  Se le metió en la cabeza la necesidad de encontrar un trébol de cuatro hojas para encerrarlo dentro de un cristal y poder llevarlo con ella a todas partes. Un día mientras hacia su búsqueda exhaustiva de la mañana, encontró por Internet un lugar al otro lado del mundo donde era mas probable que por el clima se crearan tréboles de 4 hojas. Sin dudarlo, hizo la maleta para ponerse rumbo a sus creadas necesidades. Perdió su trabajo, sus amigos, por no dedicarles el tiempo que necesitaban, su pareja, de la cual creía que era su amor verdadero.

 

Fue a aquel lugar, durante un año lo visito todos los días, hasta que se dio cuenta que jamas lo encontraría al menos en ese lugar…

La venganza es lenta.

Ella aparecía todas las noches en lugares diferentes, pero siempre de la misma manera.

Observaba a la gente, sobre toda a parejas. Desde hace años un hombre le rompió el corazón y desde ese momento nunca volvió a ser la misma persona. Observo a muchas parejas mientras cenaban, bailaban o en cualquier momento intimo entre los dos. Se dio cuenta que cada pareja es muy diferente, había parejas muy buenas, ambos se cuidaban y miraban por el bienestar del otro, en cambio había otras parejas que eran dañinas volviéndose muy toxicas para los que estaban en ella.

Le encantaba ver como esas parejas eran felices, imaginándose que su vida podría haber sido muy diferente si hubiera encontrado otra persona.

Hasta que volvió a encontrárselo de nuevo… esta vez estaba acompañado de una mujer. No pudo evitar sentir la necesidad de que no durarían mucho tiempo, pero los días pasaban y ellos seguían juntos. El pensar en lo que la había hecho ya no le daba rabia ahora la entristecía, ella nunca podría olvidarle, condenada a seguir así toda la vida.

 

Entonces esa noche, fue a verle a solas, le llevo una rosa como el le había regalado muchas veces, cenaron y todo parecía como en los viejos tiempos.

-¿Te gusta como huele la rosa?

Y el instintivamente la olio, muriendo en ese mismo instante.

Ella había puesto veneno en la rosa, el años atrás la había envenenado a ella, haciéndola tanto daño que jamas pudiera volver a tener otra relación y ahora ella hizo lo mismo.

 

¿Y si el mundo se acaba?

Era una mañana mas, el cielo se caía a trozos, llovía y llovía como si el mundo se acabara. ¿Porque no me importa? ¿Que el mundo se acaba?

Y si es así que se acabe, yo solo quiero volar, volar y sentirme libre, libre, sin complejos, sin que nadie me juzgue por las decisiones que tomo en mi vida, sin pensar en mi aspecto físico, sin temores, sin pensar en el mañana.

¿Que el mundo se acaba? ¿Y a mi que?

Solo quiero ser como antes, no quiere depender de nadie, ni quiero cuidar de nadie, no quiero tener la necesidad de sentirme atada a algo que ni siquiera exista, porque después de todo que es lo que existe de verdad y que es lo que nosotros nos imaginamos, todo es tan relativo que aveces no se si lo que piensas es verdad y entonces, entonces empiezo a echarme las culpas, porque claro esta, siempre vienen los miedos a mi mente y creo que todo ha sido por mi culpa. ¡Pues no! ¿Y a mi que, si el mundo se acaba?

Tranquilidad.

 

¡Que bien! Pero que bien se esta escuchando las olas del mar, sentir el aire en tu cuerpo y ese olor que me encanta, como cuando vuelves a casa y todo huele a mar.. 🙂

Llevo un tiempo pensado muchas cosas, pero no llego a ver nada en claro. Me gustaría volver a escribir como lo hacia antes, tres veces a la semana, pero mis ideas han huido sin dejar señales de vida.

 

 

 

AYUDA

Hoy no voy a escribir una historia, ni nada por el estilo, hoy voy a contar como me siento porque la verdad estoy destrozada y necesito desahogarme.Estoy teniendo grandes prroblemas y ojala alguien con algun comentario pueda ayudarme a verlo de otra manera.

Yo trabajo como dependienta, mi encargada esta de baja y la otra chica de plantilla esta de vacaciones. Entonces nos ponemos en la situacion de que hay una chica que solo va de tarde, es nueva y la han puesto de plantilla, tambien hay otra chica que es rotadora (va a las tiendas donde hace falta un refuerzo).

Mi problema es que desde el Lunes estamos las tres solas, yo voy en horario de mañana y a ellas no las veo ya que hacen el turno de tarde, solo a la rotadora al irme que ella entra.

Como son las dos nuevas estamos teniendo muchos problemas y me llaman a mi TODOS los días, si es verdad que yo les dije que si tenian algun problema me llamaran pero claro en casos minimos, para eso ya tienen el telefono de otras tiendas o pueden llamar a central.

El caso es que tengo que hacer yo todo y solucionar los problemas que ellas crean (sin ser mi responsabilidad), pues bien… ayer vino una clienta a recoger una reserva y le falta por pagar 15 euros, ¡Que no se cobraron! Me volvieron a llamar como unas 5 veces…

Su inteligencia no les dio para mas que esa operacion la pusieron en negativo, positivo, negativo,… en el ordenador haciendo que faltara esos 15 euros sin poder solucionarlo OBVIAMENTE y estropeando el stock de ese articulo. Mi sorpresa ha sido esta mañana cuando he llegado a la tienda y he visto que en el guardo no ponia que faltaba esos 15 euros y que en el dietario donde escribimos lo que se ha hecho ese dia (visas, efectivo,…) no habia escrito cuanto dinero era el guardo, es decir, el efectivo.

Cada mañana yo tengo que hacer la hoja de caja ( cosa que tendria que hacer ella cada noche, pero lo hago por quitarle trabajo) y al ver que no ponia el efectivo no la he podido hacer, he llamado a una tienda para ver si habia alguna manera de que me saliera en el ordenador el efectivo de ayer y poder hacer, NO HABIA MANERA! He tenido que llamar a central…

He contado el caso de la operacion que se hizo mal y que no podia hacer la hoja de caja porque no sabia cual era el guarda, la chica de central me ha dicho que contara la caja y metiera lo que sobraba en el guardo para enviarselo y asi lo he hecho.

Por otro lado la persiana de la tienda se habia estropeado y el lunes llame para  que vinieran a arreglarla, ellas sabian que tenian que venir… Al rato de la mañana me mandan un mensaje de central en un tono muy serio diciendome que el hombre de la persiana habia ido por la tarde y que las chicas que le atendieron por la tarde le habian dicho que se fuera que no tenia que arreglar nada y que ADEMAS le habian puesto el sello de la tienda en la factura. Obviamente he respondido con la VERDAD diciendo que yo no sabia nada y que ellas ya lo sabian.

Pues bien… esta tarde me ha llamado la chica que es nueva de plantilla GRITANDOME que las habia dejado muy mal en el correo que habia enviado ( mal no, la verdad, ellas no me habian dicho nada) y diciendome que faltaba dinero en la caja y que era el dinero que yo habia guardado en el guardo (yo no lo he guardado porque yo quisiera, si no porque me lo han dicho desde central). Me ha dicho que no le toque ningun guardo suyo ( a ver… si lo hace mal ¿Como hago la hoja de caja!!?), todo eso porque sospecho que quiso esconder que faltaban los 15 euros… Tambien dice que yo me invento las cosas, que yo no las avise, que ella habia dejado anotado el guardo y que la otra compañera la vio. ( Esta mañana antes de llamar a central para preguntar como lo podia solucionar llame a la otra compañera y me dijo que ella no habia visto nada,¿ Ahora si?) Amenazandome que va a llamar a central y que va a contar pues esas mentiras que ella dice…

 

Total que llevo toda la tarde llorando y no se que hacer, quiero dejar de ir, ademas de que el sabado trabajamos juntas y el mal rollo que ella misma va a crear va a ser mas que palpable, cosa que yo no soy capaz de soportar…

Pero si me voy le doy la razon… AYUDA POR FAVOOR!

 

Este es mi mundo.

large.jpg

 

Sin saber como ni porque aparecí en medio de un parque, estaba un poco que no estaba, me costaba abrir los ojos, había una luz que me deslumbraba. Me puse en pie, no podía, no podía caminar, las piernas me temblaban. ¿Que pasa? ¿Que es esto? No entendía nada, una brisa me rodeo y cuando paso toda mi piel se erizo. -No temas… – escuche un susurro.

Había unas pequeñas luces que flotaban, pequeñas luces azules, era raro, sentía que estaban ahí para mi, me rodearon y me dieron la fuerza suficiente para caminar. Todo lo que veía era nuevo, extraño.

¡Este era mi mundo!